Yogur griego con arándanos y nueces

¿Te gustaría probar un desayuno saludable y delicioso? Éste, sin duda te encantará, y es una excelente opción alta en proteínas, grasas saludables y fibra.

YOGUR GRIEGO

Se trata de un derivado lácteo indicado en la dieta Keto. El yogur griego es alto en proteína y grasas saludables y muy bajo en carbohidratos.

Recuerda siempre optar por versiones de este producto al que no se le hayan eliminado las grasas, ni añadido azúcares ni saborizantes innecesarios.

Otras propiedades que hay que mencionar son las siguientes:

  1. Rico en calcio: El yogur griego es una buena fuente de calcio, lo que lo hace ideal para fortalecer los huesos y dientes.
  2. Fuente de probióticos: El yogur griego es una buena fuente de probióticos, lo que lo convierte en una opción saludable para la flora intestinal y para fortalecer el sistema inmunológico.

ARÁNDANOS

Los arándanos son sin duda una buena fuente de nutrientes y tienen algunas propiedades y bondades nutricionales que los hacen beneficiosos para la salud:
 
  1. Rico en antioxidantes: Los arándanos son ricos en antioxidantes, especialmente en un tipo llamado proantocianidinas, que pueden ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres.
  2. Buena fuente de fibra: Los arándanos son una buena fuente de fibra, lo que puede ayudar a mantener una buena salud intestinal y a controlar el peso.
  3. Fuente de vitamina C: Los arándanos son una buena fuente de vitamina C, lo que puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico y a proteger las células del daño causado por los radicales libres.
  4. Rico en hierro: Los arándanos son una buena fuente de hierro, lo que puede ayudar a prevenir la anemia y a mantener una buena salud del sistema circulatorio.
  5. Fuente de potasio: Los arándanos son una buena fuente de potasio, lo que puede ayudar a regular el equilibrio de líquidos en el cuerpo y a mantener la presión arterial en niveles saludables.

NUECES

La nuez es un fruto seco perfectamente compatible con la dieta keto. Entre sus magníficas propiedades están las siguientes.

  1. Rico en grasas saludables: Las nueces son ricas en grasas saludables, especialmente en ácidos grasos poliinsaturados y monoinsaturados, que pueden ayudar a controlar el colesterol y a reducir el riesgo de enfermedades del corazón.
  2. Buena fuente de fibra: Las nueces son una buena fuente de fibra, lo que puede ayudar a mantener una buena salud intestinal y a controlar el peso.
  3. Fuente de proteínas: Las nueces son una buena fuente de proteínas, lo que las convierte en una opción ideal para aquellas personas que buscan aumentar su consumo de proteínas.
  4. Fuente de antioxidantes: Las nueces son ricas en antioxidantes, especialmente en vitamina E, lo que puede ayudar a proteger las células del daño causado por los radicales libres.
  5. Rico en minerales: Las nueces son una buena fuente de minerales, especialmente de magnesio, lo que puede ayudar a mantener una buena salud ósea y a regular el ritmo cardíaco.

Si te ha gustado esta receta, compártela.